¿Qué es una emergencia?

Así es la vida. En un momento está preparando la cena y al siguiente se corta un dedo. Afortunadamente, su cobertura de atención médica le permite controlar su atención... y los costos.

Cuando se trata de su atención médica, tiene opciones para elegir. No es necesario que vaya a una sala de emergencias por el solo hecho de haberse lastimado el dedo. Y, en algunos casos, si efectivamente concurre a una sala de emergencias, su visita no está incluida. Esto significa que podría terminar pagando parte o el total de la factura.

Saber qué es, y qué no es, una emergencia puede ayudarlo a prepararse para lo inesperado.

Cuándo la sala de emergencias Se debería usar

Debe concurrir a la sala de emergencias si presenta síntomas que ponen en riesgo su vida, como estos:

  • Problemas cardíacos
  • Dificultad para respirar
  • Sangrado intenso
  • Fracturas de huesos
  • Dolor intenso

Cuándo la sala de emergencias No se debería usar

Usted dispone de otras opciones aparte de la sala de emergencias si tiene problemas de salud como estos:

  • Resfriado, dolor de garganta y síntomas de gripe
  • Dolor de oído o en los senos nasales
  • Sarpullido
  • Cortes que no necesitan sutura
  • Estreñimiento
  • Dolor tolerable

Podemos ayudarlo a elegir sus opciones de atención médica

Consulte esta lista completa para elegir las opciones de atención médica.

Comuníquese con un representante bilingüe de nuestro servicio de enfermería telefónica 24/7 Nurseline

Los enfermeros bilingües (inglés y español) están disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana. Llame al 877-213-2567 para que lo ayuden a identificar algunas opciones si usted o un familiar tienen un problema de salud o una duda.

Calcule los costos de tratamiento

Antes de salir en busca de atención médica, puede iniciar sesión en el portal protegido para asegurados Blue Access for MembersSM (BAMSM) y usar la calculadora de costos para hacer una comparación.